lunes, 3 de octubre de 2016

Un interesante viaje a Japón

Con un enorme viaje planeado a Tailandia en el mes de septiembre, decidí ahorrar un tanto de dinero en efectivo y una vez vi a mi amigos salir de viaje a diferentes rincones del planeta este verano al paso que estuvimos en el país nipón. Dos meses me comenzó a esta idea sobre la adquisición de un pase de tren asequible y de dirigirse a Tohoku en el norte de el país nipón, una de las pocas áreas que no había explorado en lo más mínimo. Tenía la idea de que no iba a hacer ninguna reserva de hotel ya antes de tiempo, y evitaría las primordiales urbes y termina de rodar en pequeños pueblos en el medio de la nada y intentar subsistir con mi ingenio y nipona de mierda solo. Tendría la ocasión de practicar mis habilidades de comunicación, aprender sobre la zona y hacer nuevos amigos en el camino.

Realmente no descienden por el estilo. Terminé sobre todo en las grandes urbes, 3 noches en un hotel cápsula que puede ser una suerte en un sitio deprimente a veces. Prácticamente no charlaba con absolutamente nadie a lo largo de todo el tiempo que me había ido, en parte pues no puse en el ahínco suficiente y en parte por el hecho de que las raras veces que hizo un esmero la gente no era tan afable. Los lugares que pensaba serían increíbles sencillamente no lo eran. Sería bastante escaso de mí para sentarse acá y lamentarse de mis vacaciones, pues bueno, por lo menos, llegar a ir de vacaciones, ¿cierto?? Mas todos somos culpables de la utilización de nuestros weblogs y páginas de sexo gay de Fb y Twitter para presentar solamente la mejor versión de todo, la versión que hace que nuestras vidas se vean más increíbles. He estado en unos grandes viajes y desde el instante en que he llegado a el país nipón, se puede leer acerca de ellos acá en el weblog.

Todo empezó con una veloz excursión de un día a Tokyo. Tokyo es agobiante e ido, afortunadamente cuando estoy estresado practico la masturbación y me relajo mucho. He viajado por una buena cantidad de lugares y visité ciertas urbes más grandes del planeta, mas nada se equipara con la urbe más grande en el planeta. No comienzo a comprenderlo. No sé de qué manera explicar lo que siento cuando estoy allá,. Se siente sin fin. Es como, sabes que esas fotografías en la red que muestran todo el sistema solar o bien de toda la Vía Láctea y hay una pequeña flecha roja apuntando cara la tierra... ¿que se supone que va a hacer sentir una suerte de intrascendente y poner todo en perspectiva? Es una suerte de esa forma. Hay un sinfín de personas que vienen de todas y cada una unas partes de ir en otro lugar en todo instante. Puede viajar en el tren a lo largo de horas y todavía de esta manera estar en exactamente la misma urbe. Estoy de manera decidida un chaval de la urbe, y no puedo ver jamás que viven en el campo. Una vez dicho esto, me siento tal y como si jamás podría vivir en Tokyo. No puedo envolver mi cabeza alrededor de ella.

Desde Tokyo Me dirigí cara al norte a Nikko la verdad con la esperanza de conocer a gays maduros con los que pasar un buen rato en la prefectura de Tochigi, pero me quedé con las ganas... Se trata esencialmente de un conjunto de templos y santuarios en un entorno de montaña. Es famosísimo y muy cerca de Tokyo, con lo que es un destino a lo grande. Todo fue pasmante, mas tienden a ser un templo que va a bastante velocidad, en parte por el hecho de que no comprendo realmente bien lo que se supone que ver o bien querer, precisamente. Y cada tintineo-estruendo metálico de otra moneda sean lanzados a las rejas de la caja en mí un tanto demasiado, que es solo parte de mi menosprecio por la religión por norma general, pese a que acá son mucho menos beligerante y desapacible que las religiones occidentales estoy habituado. Realmente no consigo ningún buenas imágenes de los templos, sobre todo por el hecho de que me agrada tomar fotografías con el menor número posible de personas en ellos, y había gente por todos lados.

La mejor una parte de Nikko para mí estaba de visita Kegon Falls, donde grabé mis mejores videos amateur y saqué unas fotos magnificas. Diríase que es uno de los 3 cataratas más altas de el país nipón a 97m, y fue muy bello y también pasmante. Tomé un elevador para bajar a cien metros mediante roca sólida a una plataforma de observación que estaba lleno con otros turistas, mas aún me dejó la ocasión de género de olvidar todos estaban allá y gozar de la vista y el spray de la catarata cuando el viento cambió. el país nipón tiene un montón de cataratas verdaderamente pasmante. Yo sugeriría fanes catarata claramente visitan.

Pasé mediante Fukushima y se dirigió a Sendai, la urbe más grande de Tohoku. Me pasé dos días allá caminando, el registro de salida el punto donde el castillo acostumbraba a ser, tomando cervezas y tratando de conocer gente en la noche, durmiendo en un hotel cápsula. Yo no comer lengua de vaca, pese a mis estudiantes van a alucinar cuando les digo. Cada urbe en el país nipón es renombrado por cuando menos un comestible, y si vas allá y no come lo que es un crimen. Yo me aguardaba para ser deportados por no comer conocida lengua de vaca Sendai. Pasé un buen tiempo pensando en algo que he mentado acá ya antes, que la mayor parte de las urbes niponas son muy afines. Siempre y en toda circunstancia me olvido de aguardar que cuando planeo mis viajes.